Make your own free website on Tripod.com

   Caminos de Oriente

PÁGINA PRINCIPAL

EL ESTRÉS

FILOSOFÍA ORIENTAL

YOGA

MEDITACIÓN

PARÁBOLAS/AFORISMOS

LIBROS ACONSEJADOS

LEYES Y PRINCIPIOS UNIVERSALES

LAS ENSEÑANZAS DE PATANJALI

LOS CHAKRAS

MAGNIFIED HEALING®

ACTIVIDADES DEL CENTRO

ACERCA DE LA AUTORA

GALERÍA DE IMÁGENES

E-MAIL

 



EL ESTRÉS

Qué es el estrés:

La palabra estrés significa "esfuerzo", de modo que el estrés en sí no es malo. Si no realizáramos esfuerzos, no progresaríamos. Nuestro cuerpo está preparado para afrontar períodos de estrés. Lo que es perjudicial para nuestra salud es vivir continuamente en estos estados, ya que producen desequilibrios que alteran algunas funciones del organismo.

Cómo manejarlo:

Ante estos estímulos, tenemos tres posibilidades:

1.- Luchar contra el agente estresor (hacerle frente tratando de superarlo)

2.- Huir de él (tomarnos vacaciones, cambiar de trabajo, etc.)

3.- Redefinir nuestra situación modificándola por medio de nuestro trabajo interno, o para convivir con ella sin que nos afecte, cuando no la podemos cambiar.

En momentos como los actuales, en que no son sólo hechos particulares los que nos afectan, sino una situación general, se nos hace muy difícil luchar o huir de lo que nos ocasiona ese estado de estrés permanente.

Para poder convivir con las distintas situaciones sin que nos hagan daño, es conveniente dedicar algunos momentos diarios a actividades que nos pongan en contacto con nosotros mismos, evitando lo que tiende a la aceleración y a la superficialización, dando prioridad a aquello que nos haga sentir plenos y autorrealizados, por ejemplo: alguna actividad que fomente nuestra creatividad (hobbies, artesanías, etc.), paseos o caminatas para apreciar la naturaleza, la lectura de buenos libros, compartir momentos con personas afines, practicar YOGA o MEDITACIÓN.

Además, sabemos que no son los sucesos en sí los responsables de nuestro estado de tensión, sino la interpretación que hacemos de esos hechos. De manera que fundamentalmente debemos saber que, mediante nuestro trabajo interno, con mentalidad positiva, utilizando nuestras fuerzas interiores, podemos no sólo adaptarnos con ingenio a la realidad que nos toca vivir, sino también modificarla de acuerdo a lo que necesitamos, pasando de ser víctimas de las circunstancias a dueños de la situación (recomendamos ver la sección FILOSOFÍA ORIENTAL).